Lavar tu carro con regularidad ayudará a mantenerlo en mejor estado y mantener su apariencia. Aunque muchos prefieren los autolavados hay otros que prefieren hacerlo ellos mismo, además lavar tu mismo tu carro te ayudará a ahorrar algo de dinero y si lo haces de la forma correcta y con los implementos correctos, lavar tu carro en casa sera algo fácil de hacer.

En esta guía que preparamos para ti te daremos algunos consejos y recomendaciones sobre la manera correcta de lavar tu mismo tu carro en casa como un profesional.

Implementos necesarios para lavar tu carro

Para que tu carro se vea lo mejor posible, es importante tener los implementos de limpieza adecuados que a continuación describiremos:

  • Manguera con una boquilla variable.
  • Una esponja suave y / o un guante de lavado de autos
  • Líquido o shampoo para lavar autos
  • Dos baldes (cubetas)
  • Un cepillo para ruedas o una escoba
  • Varios paños de microfibra y al menos una toalla grande de microfibra para secar.

Además, una aspiradora para el interior, guantes de goma, limpiador de ruedas, toallas de papel y limpiacristales son herramientas útiles para tener a mano y te ayudarán a dar un acabado más profesional a la limpieza de tu carro.

Es importante no usar jabón de manos, jabón líquido para lavar platos ni nada que no sea el jabón adecuado para lavar autos. Los productos de lavado de autos están diseñados específicamente para proporcionar una amplia lubricación, para evitar que la arena desprendida raye la pintura de su automóvil, y son lo suficientemente suaves como para que no eliminen la cera existente, ya que un jabón que no sea especial para carro, como por ejemplo un jabón para la ropa, puede llegar a ser muy abrasivo para la pintura de tu carro.

como lavar carro como profesional

Adicionalmente necesitarás como comentamos anteriormente, dos baldes o cubetas de agua. Esto es muy importante. Uno de los mayores errores que se cometen al lavar autos es enjuagar una esponja sucia en el balde de espuma limpia. Cuando haces esto, no estás removiendo la suciedad, solo estás poniendo la misma arena o polvo y demás suciedades de nuevo en el carro y esparciéndola. Por lo tanto, use un balde para su agua limpia y jabonosa, y un segundo (lleno de agua limpia) para enjuagar bien esa esponja o paño de microfibra sucia. Una vez que la esponja esté bien enjuagada, sumérgela nuevamente en el agua con jabón y continúe.

Ubica tu carro en el lugar adecuado

Si bien parece una buena idea lavar tu carro en un día soleado, en realidad es un error bastante común. Por el contrario, si limpias tu carro cuando hace calor y el día está soleado, este tiende a secarse demasiado rápido, lo que significa que es más probable que termine con manchas en la pintura y las ventanas. Por esta razón la mejor recomendación es lavar tu auto en un día nublado para asegurarte de que no se seque demasiado rápido y puedas dejarlo completamente limpio.

Además, es mejor estacionar tu carro en un lugar plano y preferiblemente bajo la sombra, y donde tengas suficiente espacio para abrir completamente las puertas.

Limpieza de las ruedas

como lavar tu carro

Ya teniendo todos tus implementos de limpieza listos y el lugar perfecto para hacerlo es hora de ponerse manos a la obra e iniciar con el lavado de tu carro. Recomendamos comenzar por lavar las ruedas. Esto se debe a que los huecos de las ruedas y los neumáticos de goma acumulan todo tipo de suciedad abrasiva que no deseas cerca de la pintura de tu auto y menos cuando esta ya se encuentre limpia.

Si bien la mayoría de las ruedas solo requerirán agua con jabón y un buen restregado, si ha pasado un tiempo desde que limpiaste las ruedas por última vez, podría ser una buena idea invertir en un producto de limpieza específico para ruedas / neumáticos.

Los limpiadores de ruedas no corrosivos a base de agua que son adecuados para todo tipo de ruedas son la opción más segura. Además, no olvides lavar alrededor de las tuercas de las ruedas, así como también fregar la parte exterior de los neumáticos.

Limpieza del exterior de tu carro

Cómo lavar un auto a mano y dejarlo reluciente

Ya las ruedas de tu carro están brillantes y limpias, ahora es el momento de hacer que el resto de tu auto se vea de la misma manera. Pero antes de comenzar a limpiar, asegurate de lavar todo el vehículo con una manguera para eliminar cualquier suciedad o escombros sueltos que, de otro modo, podrían rayar la superficie del carro. Es especialmente importante limpiar los excrementos de pájaros, los insectos muertos y la savia de los árboles que pueda tener sobre su superficie, ya que pueden ser muy dañinos para la pintura de tu vehículo.

Una vez que el auto se haya enjuagado a fondo solo con agua y la ayuda de la manguera, lávalo por secciones, moviéndote sistemáticamente de arriba hacia abajo en el siguiente orden: techo, luego soportes de ventanas y ventanas, luego la parte superior del capó y los paneles superiores, seguido por la mitad de las puertas y el baúl, el parachoques delantero, paneles inferiores, parte inferior de las puertas y finalmente el parachoques trasero.

Recuerda usar cubos de agua separados mientras haces esto, mientras enjuaga tu paño de microfibra regularmente (o reemplazalo si se ensucia demasiado).

Cuando le dés a tu carro un enjuague final, es mejor usar una manguera sin boquilla, para que el agua fluya suavemente hacia abajo sobre todo el automóvil en una acción de revestimiento. De esta forma, dejarás menos manchas.

Las manchas de agua son causadas por depósitos minerales que quedan cuando el agua se evapora, por lo que secar correctamente el auto es tan importante como lavarlo correctamente. Usa una toalla grande de microfibra para secar sin dejar rayones en la pintura; Los paños de microfibra son mucho más absorbentes que los de gamuza o de felpa y se secan más rápidamente.

Una vez que tu carro esté completamente seco, puedes rejuvenecer y recuperar el brillo de la pintura usando varios productos que se encuentran fácilmente en el mercado y que dan un acabado profesional a la pintura de tu carro.

Limpiar las ventanas y los vidrios

Cómo lavar un auto: paso a paso

Los espejos, las ventanas y los parabrisas limpios no solo son agradables desde el punto de vista estético, sino que también son importantes para su seguridad. Es difícil ser un conductor seguro si tienes que entrecerrar los ojos para ver por el parabrisas y tu espejo retrovisor está cubierto de manchas. Hay algunas cosas importantes que debes recordar al limpiar las ventanas y vidrios de tu carro.

En primer lugar, el vidrio estándar y el vidrio polarizado deben limpiarse de diferentes maneras. Limpiar un vidrio sin polarizar es bastante sencillo: una combinación confiable de limpiador de vidrio y toalla de papel deberían hacer el trabajo sin mayor complicación. Como siempre, recuerda rociar el líquido limpiacristales directamente sobre la toalla de papel, en lugar de sobre la superficie del vidrio. De esa forma, evita que el spray gotee y manche otras superficies o partes del carro que hayas lavado.

El vidrio polarizado, por otro lado, requiere agua con jabón y un paño de microfibra suave para evitar dañar la película protectora.

Por último, ten cuidado de no golpear o dañar los conectores eléctricos mientras limpia cosas como los espejos laterales, o los desempañadores del vidrio trasero.

Limpieza del interior

consejos para lavar tu carro como profesional

Por último pero no menos importante es limpiar el interior de tu carro, para esto puedes ayudarte de una aspiradora para auto, intenta entrar en cada rincón y grieta, particularmente debajo de los asientos. Después de eso, es hora de tomar un paño electrostático y limpiar todas las superficies de polvo, migas y otros desechos. El paño electrostático también es una excelente herramienta para limpiar las rejillas de ventilación y otras áreas de difícil acceso. Finalmente, si quieres ser realmente minucioso, toma un cepillo pequeño y agua con jabón y limpia tus pedales, recordando colocar primero una toalla para que tu alfombra no se humedezca.

Mantén limpio tu carro por más tiempo

Ahora que tu auto está impecablemente limpio, probablemente te gustaría mantenerlo así. Si bien es inevitable que tu carro se ensucie nuevamente con el tiempo, existen algunas acciones preventivas que puedes realizar para asegurarte de que tu automóvil permanezca limpio durante el mayor tiempo posible.
En primer lugar, es importante considerar dónde estacionas tu carro.

Siempre que sea posible, trate de evitar estacionarse debajo de los árboles (especialmente durante los meses que hace mucho viento), o en cualquier lugar donde sea probable que se junten las aves, ya que los excrementos de las aves pueden ser difíciles de eliminar y si se dejan mucho tiempo pueden deteriorar la pintura de tu carro.

Por último, pero no menos importante, el consejo más importante sobre cómo lavar tu carro en casa es el siguiente: lava tu auto con una mayor frecuencia. Una vez cada quince días (o incluso una vez a la semana) no es demasiado, especialmente si conduces en un área donde tu automóvil se ensucie muy rápidamente. Piénsalo así: Entre más sucio esté tu carro mas dificil y te tomará más tiempo lavarlo tu mismo la próxima vez. Si lo haces con una mayor frecuencia seguramente te tomará la mitad del tiempo que la última vez.

Interesado en nuestros servicios
de mecánica y electricidad para tu Volkswagen

4/5 - (1 voto)